20 enero, 2010

Contingencia, parte 1



Hoy comentaba en el blog Conectando puntos, y me di cuenta que no había hablado de contingencia. Estaba con la impresión de haberlo hecho porque las ideas en torno a este concepto pasan con frecuencia en mi mente y algunos que me conocen sabrán que esto que escribo no es nuevo para ellos. Como introducción, pues el susodicho comentario:

Es más, puede que no se logre llegar a la cima (la meta propuesta), pero se habrá terminado la incertidumbre, o la contingencia como llamarían algunos: ¿Qué habría pasado sí?. La vida no es como en los videojuegos, que podemos guardar y probar y si falló, pues volver al punto donde guardamos y hacer como si nada pasó. Pero en lugar de quejarse, poner excusas y estar sentado perguntándose, hay que hacer. Y hay frases de frases, que podríamos mencionar, pero aquí mismo al escribir esto, sé que no he tomado decisiones, y vacilo (en el sentido de dudar) de actuar, debido a ese factor de que no podemos conocer el resultado de nuestras acciones. Hagamos o no hagamos, seremos responsables por ello, no hay lugar para pretexto

Y para usted, ¿qué es contigencia?

2 comentarios :

  1. Ronny muchas felicidades por tu blog y gracias por avisarme en twitter que me había sin followers ;)

    Saludos, RicardoJ.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por la visita y sus palabras Ricardo, un halago de veras. Y pues no, jeje, no fuiste el único, parece que la ballena andaba haciendo de las suyas, me pasó a mí también varias veces.

    ResponderEliminar